Paleo

Pastel de carne

Buenas. Aún se puede decir feliz 2015? Un saludo a todos y perdonad que no haya publicado en estos meses pero no se puede ser paleo padre, profesor de español e inglés, estrella de rock, cocinero, cenicienta, amante y esposo, pintor, entrenar y además ser cumplido bloguero.

En este tiempo he cocinado muchas recetas que iré subiendo, y una de las que más ha triunfado ha sido este pastel de carnaca (alguna ha sido un bluf total pero ¡¡NO SE TIRA NADA!!)

Este pastel es súper sencillo y perfecto para una reunión con amigos porque mientras se hace puedes atender a los invitados y no teneis que estar en la cocina allí todos apretados para poder despellejar al que no ha podido venir.

Ahí vamos pues…

Ingredientes:
Puerros
Zanahorias (también se le puede echar calabacín o cualquier otra verdura que no tenga demasiado sabor)
Carne picada (de la buena, no eso que llaman burguer meat y es un 30% de arroz, LEED las etiquetas)
Mostaza y tomate concentrado (o kétchup)
Setas
Nata
Concentrado de carne (opcional)
 
Preparación:
Se sofríen la verduras/hortalizas cortadas en dados muy pequeños a fuego lento. Cuando estén pochadas, retiramos del fuego y las añadimos a la carne picada cruda, con una cucharada de mostaza y un poco de concentrado de tomate (o kétchup), dejando la mezcla reposar una media hora.
 
image

Mientras, forramos un recipiente para horno con tiras de bacon, dejando una solapa para que luego se pueda cubrir la mezcla con ella. Se rellena con la carne picada y se tapa con la solapa que hemos dejado.
 
image

Se mete al horno, previamente precalentado a 180º y se deja una hora aproximadamente.
 
Para acompañar elaboramos una salsa de setas. Se sofríen unas setas, cortadas en trozos pequeños. Cuando estén tiernas se añade la nata, una cucharada de concentrado de carne (opcional), sal y pimienta. Si se echa el concentrado de carne, no echar mucha sal, porque es muy salado.

 image

Se deja hasta que hierva y se sirve con el pastel.

Disfrutad y bienvenidos al Club.

Anuncios

Turrón de chocolate

Ya está aquí. Llegó la Navidad y con ella cienes y cienes (que diría Gomaespuma) de dulces. Mi suegra lleva ya mes y medio intentando apuntalar nuestra glucemia postpandrial a base de polvorones.

Pues que no cunda el pánico. Hacer postres navideños no tiene por qué significar acabar con almíbar por sangre.

Con 2 claras de huevo, una tableta de chocolate 85% del mercadona, una cucharada de manteca de cerdo (o mantequilla, o aceite de coco…), canela y 85 gr. de frutos secos tenemos el lío armado.

1. Fundimos el chocolate y la manteca a fuego muuuyyy lento/baño maría.
image

2. Mientras picamos los frutos secos, en trozos no muy chicos, que mola crujiente…

3. Batimos las claras hasta que espumen un poco y las mezclamos con los frutos secos.
image

4. Cuando temple el chocolate lo agregamos. Ojo no esté muy caliente y cuaje las claras, impacientes…
image

5. En un molde a la nevera. Servir alejado de cuñados si queréis probar acaso las migas..

image

Bienvenidos al club.

Y vosotros, ¿qué desayunáis?

Porque la mayor parte del tiempo salgo a cazar primero, ayuno hasta que consigo mi objetivo y disfruto después del gran banquete, pero a veces, generalmente fines de semana o fiestas de guardar, dejo que mi lado recolector se una a la pereza y socializo con el resto de la manada.

Y puestos a romper el ayuno recién levantado me decanto por los huevos. Pocas cosas más nutritivas y con mejor relación precio/calidad vais a encontrar en la nevera, propia o del súper.

1.- Ponemos un plátano, una cucharada pequeña de cacao en polvo 100% y un huevo en un vaso y batimos.
image

2.- En una sartén cuajamos la masa hasta obtener una torta firme.
image

3.- Yo la sirvo con chocolate fundido encima, con frutos rojos, fresas o kiwi.

image

Y vosotros, ¿que desayunáis?

Pizza con base de pollo

La cocina italiana está bien integrada en nuestra cultura. Todo el mundo es capaz de hacer macarrones aunque sea con chorizo y tomate, en la interpretación más terrible y española. Y la reina por variedad y fama (gracias a la interpretación americana, todo sea dicho) es la pizza.

No hace falta que seas una tortuga ninja para amar la famosísima masa horneada y cubierta de las más variadas viandas (queso, anchoa, aceitunas, piña, embutidos, carnes varias…)

Ahora bien, disfrutar de una buena pizza sin violar los preceptos paleolíticos puede resultar empresa complicada, pues el secreto está en la masa… coliflor, trigo sarraceno, harina de almendra… hay varias propuestas disponibles por la red de redes y para gustos los colores.

Mi amiga Virginia me comentó que había probado a hacer la masa con atún y que estaba muy buena. Esa fue la chispa, el inductor que me empujó a probar a hacer una base superproteica con pollo. Como lo oyes: pechugas de pollo a modo de base. Compatible con planes como Whole30, o el RetoKeto de Yo, como sapiens.

Ingredientes:
1. Para la masa pechugas de pollo, huevos, y especias varias (ajo, tomates secos, orégano).
2. Para la cobertura, al gusto. Yo usé bacón, champiñones, mozarrela, salsa de tomate, unos tomates cherry y cebolla.

Precalentamos el horno a 220°. Mientras, limpiamos las pechugas y las picamos con la batidora/thermomix junto con los huevos (usé uno por pechuga) y las especias hasta obtener una pasta manejable.
image

Sobre una bandeja forrada en papel de horno extendemos la pasta de pollo de manera homogénea y delgada, (ojo que no es nada elástica) y la horneamos unos 20 minutos, pero sin dejar que se dore demasiado.
image

Cuidado que los hornos son como los culos y las opiniones, cada uno tiene el suyo.

Cuando empiece a tomar color sacamos la masa y preparamos la cobertura. Extendemos la salsa de tomate, el queso mozzarela, el bacon troceado y los filetes de champiñón, y horneamos unos minutos más hasta que este bien hecha.
image

Por ultimo espolvoreamos con albahaca picada y a disfrutar!!! Y bienvenidos al club..

Bizcocho de coco y zanahoria.

image

Soy un temerario. Se me ha ocurrido asar pimientos y al precio que está la luz pues hay que optimizar, así que a rellenar el horno.

Yo, cada vez que oigo horno se me cruza por la cabeza una vocecilla que susurra: “bizcooocho…”. Los bizcochos son un must de la cocina. Fáciles y rápidos, dan juego y valen para cualquier ocasión. En cuanto le coges el punto ya no se resisten, las variaciones son casi infinitas.

Ingredientes:
300 gr de zanahorias
200gr de coco rallado
4/5 huevos (dependiendo de tamaños)
Cucharada de bicarbonato

image

Y no tiene más. Lo picas todo junto en la termomix/batidora de turno, lo colocas en un molde engrasado y lo horneas entre 35 y 45 minutos (que los hornos son muy suyos) a unos 180°. Cuando lo pinches con un palillo y salga limpio está hecho.

Si tomas lácteos puedes untarlo de un queso salado, tipo philadelphia, con mantequilla salada está delicioso también. Si eres más paleo radical prueba a hacer una cobertura de manteca o nata de coco…. buf!!

Bizco-flan de manzana

image

Ese momento que vas a buscar una receta y ves otra que te inspira y dices para tus adentros “me parece que ya no va a ser…”

Al final esto del paleo está muy claro, pero seamos sinceros todos miramos con envidia y gula los paleopostres. Es como que son pecado aunque sean más “limpios” que los postres normales, como esa supermodelo que está buenísima y encima es lista. Y encima el gran gurú Cordain va y pega palos por ello.

Yo, como siempre he sido muy de pecar en general, me dejo llevar facilmente por la tentacion y acabo guarreando la bandeja del horno.

Ingredientes:

3+1 manzanas

5 huevos

70 gr de coco rallado

3 yogures griegos

 

Instrucciones:

1.- Pelar y descorazonar las manzanas, poner todo junto en la batidora/thermomix de turno, batir enérgicamente hasta que sea una pasta homogénea y hornear sobre 60 minutos a 180º, cubierto por laminas de la cuarta manzana.

2.- Disfrutar.